Lifestyle

Elementos básicos para la habitación del bebé

By noviembre 9, 2018 No Comments
decorar-habitacion-bebes

¿Esperas al nuevo miembro de la familia y no tienes idea cómo decorar su habitación? En Altea sabemos que tener una habitación disponible es solo el primer paso.

Lo realmente complicado es decorar la habitación del bebé de tal forma que sea cómoda para él y práctica para ti. Por suerte, crear el espacio correcto es factible con una inversión básica. Tan solo asegúrate de tener:

Cuna o cama para bebé

Sin duda, el elemento básico en la habitación del bebé será la cuna. Si has elegido un departamento con grandes ventanas, es posible que te sientas tentado a colocar la cuna junto a una ventana. Sin embargo, procuraque el sol no le llegue de pleno o podría ser incómodo el exceso de calor.

Encontrarás que hay cunas de varios tipos. Algunas están pensadas para ser adaptadas a niños más grandes, lo cual resulta una buena idea si buscas una inversión de largo plazo. Lo recomendable al elegir la cuna es que tenga la altura adecuada para que acostar y levantar al bebé te resulte cómodo. Además, debería tener mecanismos de protección que eviten caídas del bebé.

Lámpara de noche

Otro elemento que no debe faltar en la habitación del bebé es una lámpara de noche de luz tenue. Aunque tu bebé no le tiene miedo a la oscuridad en esta fase de su vida (y tal vez nunca), tener un poco de iluminación es buena idea para evitar golpes y caídas durante la noche.

equipar-habitacion-bebe

Los accidentes en la oscuridad son bastante frecuentes pues cuando escuchamos al bebé llorar, procuramos entrar rápido a la habitación. Esto puede ocasionar golpes con los muebles, tropiezos con los objetos pequeños y choques con la cuna al no calcular correctamente las distancias.

Para evitar interferir con los hábitos de sueño de tu bebé, procura elegir una lámpara de mínima iluminación. Evita a toda costa la luz blanca y opta por una luz amarilla.

Sábanas a prueba de derrames

Es recomendable que tengas al menos un par de sábanas de este tipo pues los bebés suelen tener algún escurrimiento en la noche. En este caso, tienes dos opciones, comprar sábanas o elegir cubrecolchones.

Al tener más de un par, podrás cambiar la mojada sin muchas complicaciones y sin que tu bebé esté incómodo el resto de la noche. Es importante que elijas aquellas que sean hipoalergénicas para evitar problemas en la piel de tu bebé.

Monitor para bebé

Es posible que en tu nuevo departamento, la habitación del bebé esté justo al lado de la principal. Sin embargo, es buena idea contar con un monitor para controlar lo que ocurre en la habitación del bebé y escuchar cuando empieza o llorar.

Esto es particularmente recomendable durante la noche. En este momento del día es común pasar por alto ciertos ruidos que podrían ser señal de alarma.

¿Consideras que hay algún otro elemento básico para la habitación del bebé?